El Proyecto Argos de la Asociación Argadini, dirigido a conseguir la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual y autismo como Auxiliares de Cultura, ha conseguido un importante logro. La Fundación María Cristina Masaveu Peterson ha abierto el pasado mes de octubre las puertas de un nuevo centro en el que mostrar su colección. Esta apertura ha sido considerada por los medios como un hito dentro del panorama cultural madrileño y su primera exposición abarca obras que recorren el panorama de la pintura española desde Goya hasta el modernismo.

Pues bien, los visitantes del centro se encontrarán que entre las personas que les atienden durante su visita, en las salas, recepción o en el servicio de audioguías, hay seis trabajadores con una característica especial: cinco de ellos tiene discapacidad intelectual y otro autismo. Todos ellos han cursado, o lo están haciendo, el curso de Auxiliar de Cultura que imparte la Asociación Argadini y tiene título de la Universidad de Salamanca.

Esta contratación supone un espaldarazo a la línea formativa seguida en Argadini y al citado Proyecto Argos, y se une a otras contrataciones en eventos más puntuales como la exposición Los rostros del genio, sobre Leonardo da Vinci, el Festival Dcode o el Festival Eñe